Las scorts pueden ser lo que quieras que sean

Mi experiencia con las scorts ha sido única e inigualable desde la primera vez que estuve con una de ellas, este no uno de esos típicos relatos eróticos donde te sientes en una novela porno de los años 50, pensando en lo sexy y delicada que se veía la dama y lo fuerte y caballeroso que se siente el hombre que se apodera de su sexo. En principio no será así porque de damas estas scorts no tienen nada.

RELATOS DE UNA MAESTRA ESTRICTA

De todos los relatos eróticos que puedo compartir creo que uno de los más interesantes es el que voy a contarles a continuación. Las scorts son mujeres que dedican a satisfacer fantasías sexuales, yo tengo una fantasía muy particular y es que me traten como a una diosa. Mis exigencias van desde encargarse de alimentarme hasta la manera en que mueven las caderas, relatos eróticos tengo muchos, pero ninguno como el que pude vivir con esta scort en particular.

Desde el momento que la vi supe que era la perfecta esclava sexual, aun cuando sumisa muy decidida, lo que le añadía una chispa de rebeldía al asunto, cosa que se pretende necesaria para aplicar castigos y justificar la tortura. Me gusta el sexo bondage por eso el que me traten como a una diosa me parece tan excitante. Se hacía llamar Cecilia, una morena con prominentes ojos marrones y una figura que despertaba pasiones, la contacte un día con la excusa de tomarnos un café, ya en el sitio le dije cuáles eran los términos dentro de los cuales se desenvolvería nuestra ahora relación de negocios.

Tendrás un grupo de reglas a cumplir, cada falla en el cumplimiento de estas reglas amerita un castigo a tu persona, ¿estás de acuerdo? Fue lo que le dije cuando ya habíamos establecido los términos. Ella aceptó y así comenzó nuestra aventura, Cecilia me esperaba en casa todos los días su tarea principal era mantenerme satisfecha, me recibía de rodillas en la puerta, se desplazaba a gatas hasta el comedor donde la comida siempre debía estar lista para comer, me daba sexo oral de rodillas siempre después de comer, luego subíamos a la habitación y ahí era donde lo mejor comenzaba.

En principio se tornó tedioso porque supongo que buscando no ser castigada hacia todo bien, por lo que decidí darle libertades, tentar su suerte, dejaba abiertas muchas ventanas a posibilidades hasta que un día por fin cayó en mi trampa. Mmm ¡malo malo Ceci! Le dije, ¿te das cuenta de lo que has hecho? Sus ojos se aguaron y pude sentir su miedo al verlos, ¿Por qué no me has esperado de rodillas, y qué haces aun de pie en dos extremidades? Sobresaltó de repente, y tumbó su cuerpo contra el suelo como si la gravedad le hubiese dado un tirón apresurado. ¡Lo siento maestra! Me he olvidado de las normas.

La verdad es muy divertido hacer estas cosas y para mí es extremadamente excitante, Lo siento no es suficiente Cecilia, sabes que debo castigarte ¿lo sabes no?, asintió con la cabeza y me miró buscando encontrar misericordia entre mis manos. ¿En qué fallaste? Le pregunté, ¡no estuve de rodillas maestra!, ¿cuál es tu castigo entonces Cecilia?, no supo que responder, ¡obvio! No la había castigado antes.

Soy fan del sexo oral, y solo pensaba en lo mucho que quería verla de rodillas sufriendo por mí, así que arrastre una silla del comedor hasta el centro de la sala donde ella estaba postrada de rodillas completamente desnuda. Agarré mi cámara y comencé a grabar un video mientras ella me practicaba maravillas con sus labios. Yo la hacía del cabello y le indicaba cuando detenerse, la idea del asunto era castigar, que me hiciera llegar al orgasmo tan rápidamente la verdad no me interesaba. Ese día Ceci paso una hora y media jugando entre mis muslos con su lengua. Y tengo toda una película para recordarle que cuando las normas no se cumplen ¡se castiga con firmeza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.