Relatos adolescentes que excitan

A través de Gemidos.tv he podido conocer de muchos relatosxxx pero ninguno de ellos me ha parecido tan excitante como aquel en el que pude ser parte y tengo el honor de decir protagonizar. Gemidos.tv es una de esas plataformas donde puedes encontrar muchos videos sexuales que te vuelan los tapones, pero esos videos con relatos xxx muchas veces no son suficientes y te dejan a media paja, hoy tratare de describirles lo emocionante que fue todo este encuentro.

CON GEMIDOS O SIN ELLOS EL PUNTO G SIEMPRE SE EXHIBE PRIMERO

Gemidos.tv tiene mucho que envidiar de esto que estoy a punto de contarles, este es ese tipo de relatosxxx que les hará querer haber estado allí en ese momento que sucedió. Esto paso cuando conocí en una disco a una de esas putitas que le dicen que si a cualquiera que le ofrece un trago. Me encontraba yo con mis colegas en una rumba disfrutando del ambiente y me topé con esta chama en el baño del local, ingresé porque hacía calor y quería refrescarme la cara ¡a que no se lo esperaban, si soy mujer! Cuando entré al lugar estaba esta chama que parecía a simple vista una de esas santurronas de a ratos.

Me pidió un poco de mi trago y no le negué el privilegio, la tome de la mano luego de mucho rato de meditarlo y notar que ella me lo pedía a gritos con su cuerpo, la saque de allí y le dije vámonos a mi habitación, estoy hospedándome en el hotel que está aquí a la vuelta. Por supuesto que no me dijo que no, era una de esas putitas que se van con el primero que les presta atención, pero eso a mí no me importó porque era bella y yo le tenía ganas.

Relatos xxx

Llegamos a la habitación y pues no había tiempo que perder, empecé a despojarla de sus prendas como animal hambriento, deslizando mis manos por todo su cuerpo como quien requisa a un pasajero antes de someterlo al detector de metales, mis manos se desplazaban por entre sus caderas de una manera tan natural, no sé si se trató de cosas del alcohol pero la verdad es que me sentía tan atraída hacia ella que no podía dejar de tocarla.

Esta mujer resultó ser una de esas sumisas reprimidas, cosa que note al ver como se posaba en cuatro patas frente a mí y llevaba sus brazos a la parte posterior de su baja cintura. La tome por el pelo y su expresión fue de película, ¡hard fuck me! Me dijo y le propicie par de nalgadas a las que respondió como esperaba, con gemidos innecesarios y pedidos confusos, soy de las que se toma el sexo muy en serio así que pensé ¡démosle unas clases a esta pequeña! Lleve mis manos a su boca y uno a uno fue lamiendo mis dedos humedeciéndolos para sí misma.

Le di otras dos nalgadas más e hice que mantuviera su posición mientras estimulaba su clítoris de manera desesperante, mientras ella me practicaba sexo oral sobre la forma del 69, cada vez que notaba como su pequeña vagina se contraía me detenía exponiendo así el punto g que solito se fue mostrando, poco a poco la lleve a donde quería tenerla y fue ahí cuando me decidí a penetrar su centro con mis dedos, no fue cuestión sino de quince minutos cuando ya la gatita estaba pidiendo clemencia, yo le decía ¡cállate! ¿No es así como lo disfrutas?, ella me miraba con una cara malévola de inmenso placer y dolor al mismo tiempo.

Puedo decir que le di de los mejores orgasmos de su vida, y baso mi afirmación en su insistente petitorio de mi número de teléfono al terminar, en realidad esa noche tuve suficiente de esa chica en particular. Ganas de cogerla no me quedaron, pero no me molestaría en hacerla sufrir otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.